Rosa Alicia Contreras es una “Esperanza” magisterial en el CCSD

Rosa Alicia Contreras, nacida en Zacatecas, México, es profesora de Educación Especial en la escuela primaria C.C. Ronnow. Lleva 24 años ininterrumpidos brindando una oportunidad de aprendizaje a todos los niños que han pasado por sus aulas. (Foto Frank Alejandre / The Nevadan / El Nevadense)

By Frank Alejandre

May 8, 2024

El Distrito Escolar del Condado Clark celebra la Semana de Agradecimiento a los Maestros.

El Distrito Escolar del Condado Clark (CCSD, por sus siglas en inglés) celebra y honra a los más de 18,000 empleados con licencia. Los educadores son la columna vertebral del distrito y tienen un impacto en las vidas de los estudiantes que se extiende más allá del salón de clases.

Durante la Semana de Agradecimiento a los Maestros (del 6 al 10 de mayo), las autoridades escolares han estado instando a las familias a tomarse un momento adicional para decirle a los profesores lo especial que son en la vida de los alumnos.

Chicanos por la Causa Nevada, llevó a cabo en junio de 2018 la entrega y reconocimiento “Esperanza”, mediante el cual destaca la trayectoria ejemplar de algunos maestros latinos en el valle; en la categoría de Educación especial la ganadora fue Rosa Alicia Contreras una profesora en la escuela primaria C.C. Ronnow.

Dime y no lo olvidaré; enséñame y lo recordaré; envuélveme y aprenderé. Esa es la filosofía de la entidad organizadora, que es presidida por Alicia Nuñez.

“La profesión de maestro requiere una inversión en talento, de recursos humanos y económicos equivalentes a otras especialidades del quehacer humano, sin embargo, los salarios no compiten, quizá por eso muchos se inclinan por otras cosas, incluso trabajar en hoteles, donde pagan regular sin requerir de una preparación académica de excelencia”, comentó durante una entrevista previa a la premiación, la ganadora del premio Esperanza 2018, Rosa Alicia Contreras.

“A pesar de que el trabajo del profesor se ha demeritado mucho, quizá por el materialismo que impone la sociedad moderna, en la que los salarios del magisterio rozan el umbral de la pobreza, todavía tengo la esperanza de que muchos niños se interesen en la educación y traten de convertirse en maestros”, destacó en aquella oportunidad.

Hija de los señores María y Julián Contreras (zacatecanos de corazón), la profesora Rosa Alicia manifiesta un profundo respeto por los niños. Tiene cinco hermanos: Ana, Yolanda, Carlos, Víctor y Julián. Tiene dos hijos: Leo e Isabella. Este año cumple 24 ejerciendo la noble labor del magisterio.

“Nosotros arreglamos por medio del campo, mi papá metió sus papeles en California, pero luego sufrimos la pérdida de nuestro padre y la aplicación se suspendió. Tuvimos que regresar a México. Después de algunos años, nos dieron una visa humanitaria por la manera en que murió mi papá, yo tenía 17 años en ese tiempo”, explicó.

“Uno de los primeros juguetes que tuve fue un pizarrón chiquito, salí al patio para jugar y yo era la maestra”, manifestó sobre su inclinación para convertirse en educadora.

Su directora en C.C. Ronnow, Michelle Crawford, manifestó que Rosa Alicia siempre hace un esfuerzo para que sus alumnos entiendan los conceptos, mientras que una de sus compañeras en la escuela, sentenció “es divertido verla trabajar porque es muy estricta con sus niños, tiene la virtud de exigir con un sentido de balance emocional, conoce bien a sus estudiantes y les da un trato individual”.

Rosa Alicia Contreras tiene a su cargo niños con necesidades especiales. “Trato de que todos los niños tengan la misma oportunidad de trascender en el futuro, que tengan las mismas oportunidades que tuve yo cuando era niña, que no nos vean diferente”, acotó.

“A mi mamá quiero agradecerle por su fuerza y fortaleza, a mi hermana Yolanda por su ejemplo y apoyo incondicional. Estoy muy agradecida con la vida por la oportunidad de trabajar con los niños; enseñar es una oportunidad que tenemos para ofrecer una esperanza a la humanidad”, expresó.

“La esperanza muere al último”, terminó diciendo luego de recibir su reconocimiento Esperanza.

En esta oportunidad, luego de seis años más de trabajo, en la misma escuela, con la misma dinámica, Rosa nos concedió una entrevista en la que compartió su satisfacción por todas las generaciones que ha formado en el plano académico.

“Durante la Semana de Apreciación he recibido palabras de aliento, en gran medida a que nuestra escuela hace un trabajo extraordinario para estar en comunicación constante con los papás. Realizamos actividades que involucran a la comunidad y los padres siempre están dispuestos a participar y colaborar”, expresó Contreras sobre la semana en su honor, agregando que “entre las cosas que mucha gente no sabe de nuestro trabajo es que cada niño es diferente, así como hay quienes captan de inmediato hay otros que se interesan en otras temáticas. Los niños no vienen de un molde, sin embargo, es preciso ajustar los ritmos para que todos avancen de manera colectiva con su aprendizaje, considerando sus necesidades e incluso el medio ambiente que perciben en sus hogares. Así es como logramos ser el puente que fortalece sus capacidades académicas”.

  • Frank Alejandre

    Frank Alejandre is the Community Editor of The Nevadan / El Nevadense. He graduated from the National Autonomous University of México (UNAM) with a degree in Civil Engineering. He has worked in journalism since 1990, first at El Mundo Newspaper, the first Spanish-language weekly publication in southern Nevada, and then at the Las Vegas Review-Journal, where he helped the RJ transition its Spanish language publication El Tiempo newspaper to the Las Vegas Review-Journal en Español.

CATEGORIES: COMMUNITY | EDUCATION

Politics

Local News

Related Stories
Share This