El legado del Tropicana: una icónica era llegó a su fin en Las Vegas

Luego del cierre del hotel-casino Tropicana, las empleadas hispanas, desde la izquierda: Alejandra, Alba, Rosa y Mayra compartieron sus experiencias destacando la lealtad y legado que los trabajadores latinos realizaron para dar lustre al icónico hotel & casino Tropicana. El martes 2 de abril de 2024 en la esquina de Las Vegas Boulevard y Flamingo. (Foto Frank Alejandre / The Nevadan / El Nevadense)

By Frank Alejandre

April 2, 2024
El legado del Tropicana: una icónica era llegó a su fin en Las Vegas

Daniel Vegas un exprofesor que laboró en las primarias C.C. Ronnow y Ruby Thomas recordó con nostalgia su primer visita al Tropicana. El martes 2 de abril de 2024 en la esquina de Las Vegas Boulevard y Flamingo. (Foto Frank Alejandre / The Nevadan / El Nevadense)

El legado del Tropicana: una icónica era llegó a su fin en Las Vegas

Luego del cierre del hotel-casino Tropicana, la empleada hispana Angelina -izquierda- compartió sus experiencias destacando la lealtad y legado que los trabajadores latinos realizaron para dar lustre al icónico hotel & casino Tropicana. El martes 2 de abril de 2024 en la esquina de Las Vegas Boulevard y Flamingo. (Foto Frank Alejandre / The Nevadan / El Nevadense)

El legado del Tropicana: una icónica era llegó a su fin en Las Vegas

El gerente general, Airk Knowles se dirige a empleados del hotel-casino Tropicana, después del cierre de la propiedad, el martes 2 de abril, en Las Vegas. Está previsto que el hotel-casino sea demolido en octubre para dejar espacio a un estadio de béisbol de $1.500 millones. (Foto Frank Alejandre / The Nevadan / El Nevadense)

“Tenía 35 años trabajando en el Tropicana, el cierre del hotel me ocasiona una tristeza inmensa. Viví los mejores momentos de mi vida laboral aquí, mi familia creció alrededor de mis actividades y con mi salario”, expresó nostálgica y al borde del llanto Rosa, una de las trabajadoras hispanas que estuvieron hasta el último momento dejando su esfuerzo y sudor en el Tropicana.

El cierre aconteció el martes 2 de abril de 2024 al filo del mediodía y fue protagonizado por el gerente general, Airk Knowles.

Para mucha gente, el Tropicana es la última referencia de la era de la mafia en Las Vegas Strip, era el tercer casino más antiguo. En su inauguración, realizada el 3 de abril de 1957 solo había otras dos propiedades sobre Las Vegas Boulevard, el Flamingo y el Dunes.

Las Vegas constantemente se reinventa y en el sitio del Tropicana en 2028 estará el estadio de los Atléticos de Las Vegas, que cambiaron su sede, de Oakland a Sin City. La demolición está programada para octubre y de inmediato empezará la construcción del estadio cuyo costo será de $1.500 millones.

“Tengo 26 años trabajando acá, tengo mucha tristeza y al mismo tiempo alegría porque estamos haciendo historia. Ya extraño a mis amigas, compañeras y el trabajo”, dijo Alejandra, otra empleada del casino agregando que “hemos sido apoyadas al 100 por ciento por la Unión Culinaria Local 226 para reubicarnos en otro hotel; quizá en el nuevo estadio y además nos dijeron que nos darán dos mil dólares por cada año trabajado. De momento hay que ir a descansar”.

Las lágrimas rodaron por las mejillas de algunos de los últimos empleados que salieron del hotel & casino, “todos aquí somos como una gran familia, esto es algo triste, pero -al mismo tiempo- también es de regocijo, porque es una huella palpable del progreso que caracteriza a esta ciudad. Tengo más de 20 años trabajando aquí y mis lágrimas son por la emoción que me embarga”, dijo Angelina, otra de las empleadas que compartió sus sentimientos con The Nevadan / El Nevadense.

El Tropicana, era el casino más caro y lujoso del Strip. Los informes de los periódicos locales de la época dicen que más de 12.500 personas asistieron a la gran inauguración.

Apodada la “Tiffany del Strip” por su opulencia, la construcción costó 15 millones de dólares. Tenía tres pisos con 300 habitaciones divididas en dos alas, creando una huella con forma de letra “Y”.

Cada habitación tenía un balcón. Entre las alas del complejo había una piscina en forma de medialuna rodeada de exuberantes jardines y altísimas palmeras.

Una fuente de tulipanes de 18 metros (60 pies) recibía a los invitados en el frente cuando llegaban. Banderas de diferentes países se alineaban en la entrada del casino. Había mosaicos y paredes con paneles de caoba por todas partes.

Posteriormente, el Tropicana experimentó dos ampliaciones hoteleras importantes: La Torre Tiffany abrió sus puertas en 1979 con 600 habitaciones. Pasó a llamarse Torre Paraíso. En 1986, se inauguró el Island Tower con 800 habitaciones.

Detrás de escena de la inauguración del casino, el Tropicana -presuntamente- tenía vínculos con la mafia, en gran parte a través de Frank Costello, según el historiador de Sin City, Michael Green, quien también forma parte de la junta directiva del Museo de la Mafia en el centro de Las Vegas.

Semanas después del debut del Tropicana, Costello recibió un disparo en la cabeza en Nueva York. Sobrevivió, pero la policía encontró en el bolsillo de su abrigo un trozo de papel con la cifra exacta de ingresos del Tropicana. La nota también mencionaba “dinero para ser robado” para los asociados de Costello, según una publicación en el sitio web del Mob Museum que analiza el pasado histórico del Tropicana.

En la década de 1970, las autoridades federales que investigaban a los mafiosos en Kansas City acusarían a más de una docena de agentes de la mafia de conspirar para robar casi dos millones de dólares en ingresos por juegos de azar de los casinos de Las Vegas, incluido el Tropicana. Sólo los cargos relacionados con el Tropicana resultaron en cinco condenas.

En la víspera de Navidad de 1959, el Tropicana estrenó “Folies Bergere”, una revista en ‘topless’ importada de París y que presentaba lo que ahora es uno de los íconos más reconocibles de Las Vegas: la corista emplumada (showgirl).

Durante sus casi 50 años de carrera, “Folies Bergere” presentó trajes y escenografías elaborados, música original que en un momento fue interpretada por una orquesta en vivo, bailarines en línea, espectáculos de magia, acróbatas y comedia.

Frank Corro, uno de los personajes que es considerada una enciclopedia viviente, recuerda “llegué a finales de los 50’s y empecé a trabajar como ‘Maitre ‘d’ en el Tropicana, a recomendación de Joaquín Noriega, quien era también jefazo, pero en el Sultan’s Table, del Dunes (ahora Bellagio). Allí me hice amigo de Dámaso Pérez Prado y me di cuenta de cómo el líder petrolero Salvador Barragán Camacho (del PRI) se llevaba a todas las chicas del Folies Bergere en aviones de Pemex a Tamaulipas, para shows privados de Joaquín Hernández Galicia ‘La Quina’ y cómo apostaba grandes sumas del dinero de los trabajadores petroleros en las mesas del Tropicana”.

Entre las anécdotas de Corro, que fue editor del semanario El Mundo y promotor de espectáculos latinos en Las Vegas (trajo, entre otros artistas, a Celia Cruz, Vicente Fernández y los Tigres del Norte en sus inicios) destaca un supuesto complot para asesinar al entonces dictador cubano Fidel Castro y, al fallar el supuesto gatillero, le pusieron zapatos de concreto y lo arrojaron al lago.

Félix Fragoso y Camilo Corral, los dos promotores de la época llevaron posteriormente a artistas como Los Bukis, Conjunto Primavera, Alejandra Guzmán, Timbiriche y otras luminarias al Tropicana, que se convirtió en un sitio de sano esparcimiento para la gente latina del valle.

El cabaré donde se presentaba el show Folies Bergere apareció en la película de Elvis Presley de 1964, “Viva Las Vegas”. Los magos Siegfried Fischbacher y Roy Horn comenzaron en el espectáculo, al igual que Lance Burton.

El último telón cayó en marzo de 2009 en medio de la Gran Recesión.

El Tropicana es un hito de Las Vegas no sólo por su ubicación sino también por su tradición. Ha sido durante mucho tiempo una referencia de la cultura pop en películas y programas de televisión, al mismo tiempo que evoca recuerdos de Las Vegas.

Una parte de “El Padrino” se filmó en el Tropicana y en la película de 1971 “Diamonds Are Forever”, James Bond permanece allí.

“He oído que el Hotel Tropicana es bastante cómodo”, dice Bond en la película.

Fotografías en blanco y negro que todavía flotan en Internet hoy conmemoran el apogeo del casino que acogió a estrellas de primer nivel como Elizabeth Taylor, Debbie Reynolds y miembros del Rat Pack como Frank Sinatra y Sammy Davis Jr. Davis compró una participación del 8% en el casino. y se convirtió en la primera persona negra en poseer una participación en un importante hotel del Strip de Las Vegas.

En 1998, el casino se convirtió en el telón de fondo del salto récord en motocicleta del temerario showman Robbie Knievel, elevándose a 231 pies (70 metros) sobre una fila de 30 limusinas. Ese día, su temerario padre, Evel Knievel, le acompañaba para desearle suerte a su hijo.

El martes 2 de abril de 2024 se bajó el telón del Tropicana.

La vocera, directora de comunicaciones y estrategia digital de la Unión Culinaria Local 226, Bethany Khan compartió una declaración del secretario-Tesorero del sindicato, Ted Pappageorge, sobre el cierre del Tropicana:

Los sindicatos culinarios y de camareros han sido los representantes de negociación de aproximadamente 350 trabajadores hoteleros sindicalizados en el hotel & casino Tropicana desde que se construyó e inauguró la propiedad en 1957. Los miembros del sindicato tienen un contrato sindical sólido que garantiza que los trabajadores estén protegidos, incluso cuando la propiedad cierre sus puertas.

A principios de este año, el sindicato negoció (y ganó) un texto de reurbanización y cierre para garantizar que los trabajadores tuvieran una compensación adicional de $2,000 por cada año de servicio y 6 meses de atención médica, así como beneficios de pensión extendidos.

Los contratos del sindicato incluyen un lenguaje fuerte sobre despidos, revocaciones, antigüedad, capacitación y colocación para que los trabajadores sindicalizados tengan acceso a capacitación laboral gratuita y derecho de antigüedad de primer acceso a las vacantes laborales disponibles cuando la propiedad vuelva a abrir (si así lo desean), y colocación en otras oportunidades laborales a medida que estén disponibles. Culinary Union ya ha organizado múltiples eventos de Respuesta Rápida para los trabajadores de Tropicana en la Academia Culinaria de Las Vegas para conectar a los trabajadores con el desempleo, ferias de empleo, beneficios sindicales y otros recursos.

Hoy celebramos y honramos a los trabajadores miembros de la Unión Culinaria Local 226 detrás del éxito del hotel & casino Tropicana. Los trabajadores han sido leales y se han quedado con la propiedad a través de sus altibajos, múltiples propietarios y varios planes de reurbanización que nunca llegaron a buen término. Ahora que la propiedad cierra oficialmente sus puertas para dar paso a un nuevo estadio de béisbol de los Atléticos, nos aseguraremos de que los trabajadores estén centrados en el futuro del sitio.

  • Frank Alejandre

    Frank Alejandre is the Community Editor of The Nevadan / El Nevadense. He graduated from the National Autonomous University of México (UNAM) with a degree in Civil Engineering. He has worked in journalism since 1990, first at El Mundo Newspaper, the first Spanish-language weekly publication in southern Nevada, and then at the Las Vegas Review-Journal, where he helped the RJ transition its Spanish language publication El Tiempo newspaper to the Las Vegas Review-Journal en Español.

CATEGORIES: INFRASTRUCTURE

Politics

Local News

Related Stories
Share This